Rápel

yo soy cabraloca

yo soy cabraloca

RÁPEL

 

 

 
1476205_569582056457389_11402850_n
1462988_569582159790712_329014005_n
1470330_569580686457526_1549158447_n
1012826_569580586457536_1949987371_n
1472830_569581779790750_222270012_n
1497620_569580786457516_1605518082_n
988448_569582123124049_11737061_n
960239_569581193124142_1986878688_n
1479548_569579903124271_1720686692_n
1005020_569581329790795_324065661_n
1471177_569580626457532_398555213_n
1489107_569580023124259_1077297073_n
1469959_569580603124201_578422509_n-1
1471749_569581496457445_158625648_n
1470369_569580336457561_1023672269_n
1471084_569580649790863_849577611_n
1468745_569580166457578_1603216726_n
1497645_569580876457507_1480488687_n
1475871_569580203124241_2068266936_n
1482767_569581219790806_622778681_n
1470273_569580313124230_200062863_n
1480564_569580266457568_1406064318_n
1470392_569581809790747_765460900_n
1470003_569581296457465_1566626085_n
1473072_569581143124147_1236277967_n
1496678_569580846457510_1782210495_n
1472946_569581163124145_1018078714_n
1471771_569579826457612_1269812266_n
1471943_569580146457580_541807500_n
1471213_569581116457483_934210742_n
1489287_569580373124224_638593233_n
1491728_569579843124277_2078704457_n
1493189_569582126457382_1344150517_n
1460270_569580309790897_1673659811_n
555099_569580743124187_1119998509_n
1472845_569581266457468_851368037_n
1460213_569580833124178_1505573336_n
558569_569580016457593_762057778_n
1474509_569581123124149_1345764768_n
1476529_569579863124275_271511074_n
1468495_569580479790880_336537621_n
551417_569580889790839_1044748616_n
1489107_569581043124157_1042986744_n
1497744_569581476457447_1072139508_n
1504080_569581059790822_1183612855_n
1505423_569581386457456_827929244_n
1510349_569580979790830_2050532213_n
1510693_569581796457415_1398301837_n
1511069_569581449790783_3200699_n
1511299_569581006457494_1521917695_n
1512670_569581566457438_641669736_n
1512704_569581443124117_738394539_n
1514174_569579883124273_368388422_n
1520766_569580706457524_1685479535_n
1521464_569580499790878_1140210436_n
1521669_569581343124127_1473786026_n
1522025_569580849790843_780747854_n
1524814_569581473124114_1899898260_n
1524964_569580726457522_268168769_n
1525234_569581026457492_824974761_n
1525368_569580416457553_1621923233_n
1525426_569579979790930_832339828_n
1525442_569579963124265_2105661129_n
1525602_569580079790920_556962995_n
1525633_569579739790954_1196382857_n
1526527_569580809790847_1714826322_n
1526705_569582096457385_804179156_n
1526968_569582236457371_270937933_n
1527071_569580243124237_1051897680_n
1528609_569580766457518_1694077226_n
1528622_569581253124136_1186777740_n

 

 

Sistema de descenso: una cuerda atravesando un descensor “ocho”, el cual se usa para frenar la cuerda con la que se desciende.

El rápel o rapel (del francés rappel) es un sistema de descenso por superficies verticales. Se utiliza en lugares donde el descenso de otra forma es complicado, o inseguro.1

El rápel es el sistema de descenso autónomo más ampliamente utilizado, ya que para realizar un descenso sólo se requiere, además de conocer la técnica adecuada, llevar consigo el arnés y un descensor. El rápel es utilizado en excursionismo, montañismo, escalada en roca, espeleología, barranquismo y otras actividades que requieren ejecutar descensos verticales.

El rápel también es utilizado en rescate, tanto en los medios naturales como en los urbanos, así como en operaciones militares.

 

De Wikipedia, la enciclopedia libre.

Algo de historia

Las actuales técnicas de rapelar, aunque resulte extraño en una actividad cuyos orígenes muchos los remontan a finales del XVIII apenas si han comenzado a desarrollarse en la década de los 80. Eso no quiere decir, que en tiempos anteriores, alpinistas individuales no hayan diseñado y utilizado rapeladores similares a los actualmente generalizados. Se sabe por ejemplo, que ya a principios de los años 30 el espeleólogo Henri Brenot utilizaba para sus exploraciones de grandes simas un rudimentario descensor, y que a mediados de los sesenta, otro espeleólogo, Dressler, fabricaba a pequeña escala unos descensores a poleas, muy similares a los que aún hoy se fabrican con su marca. Pero, como suele ser frecuente en estos casos transcurrió cierto tiempo entre el “invento” y su popularización. Por poner un ejemplo, hasta bien entrados los setenta los manuales de alpinismo, escalada y espeleología recomendaban aún sistemas como el Comici, el Piaz o el Dülfer, y la primera referencia a un rapelador se alude a un rudimentario descensor que el autor llama “gancho de descenso”, pero no recomienda su utilización porque “estropea la cuerda y presupone el uso de un utensilio exclusivo para el rapel”. Pero en cambio, en estos pocos años transcurridos han aparecido innumerables artilugios para rapelar, e incluso muchos de ellos específicos para alguna faceta determinada de la actividad, como los autoblocantes de espeleología o los “a barra” para grandes verticales.

Sistemas de rápel

Fricción con el cuerpo

  • Rápel de brazo, es práctico en paredes de poca verticalidad colocando la cuerda sobre el hombro para pasarla alrededor de los brazos extendidos controlando la velocidad con el agarre de la mano y por la fricción entre los hombros y los brazos. Se realiza en paredes con poca inclinación y corta distancia debido a que es difícil controlar todo el peso del cuerpo con la simple fricción con tu brazo, además de las heridas que se pueden provocar por las quemaduras del roce.
  • Rápel Dulfer o “a la española”. Se considera el más simple para todos los usos ya que no necesita equipo especial. El montañista se coloca frente al anclaje, se pone la cuerda entre las dos piernas, la pasa alrededor de la cadera de modo que cruce el pecho hasta el hombro contrario, pasa la cuerda por el hombro y la deja caer por la espalda, aguantándola con la mano del mismo lado que la cadera rozada por la cuerda. La otra mano detiene la cuerda por arriba del montañista para mantener la posición vertical. El riesgo de este sistema es el roce de la cuerda con el cuerpo por lo que se debe proteger la piel ya que la fricción puede provocar quemaduras. Además de que se puede soltar fácilmente y producirse una caída libre. Es sólo apto para expertos y atrevidos.
  • Rápel Comichi, se asemeja al dulfer con la diferencia de que la cuerda no pasa directamente por el muslo, si no por un mosquetón del arnés y la cuerda pasa por la espalda.

Fricción en mosquetones

  • Rápel con mosquetones, además llamado sistema Gramminger o de bomberos. Para este rápel se utilizan mosquetones de forma ovalada o en forma de “D”, uno con seguro, o dos sin seguro con los gatillos enfrentados, y tres más sin seguro (o cuatro si la cuerda es de diámetro menor a diez milímetros).
  • Freno con mosquetón, utilizando un mosquetón con seguro se le da dos o tres vueltas a la cuerda en barrilete en el extremo paralelo al seguro, y asegurando el arnés mediante otro mosquetón.
  • Rápel con nudo dinámico, en caso de necesidad podemos usar un mosquetón de seguridad con forma asimétrica (de pera) y un nudo dinámico. Este sistema hace correr mucho la cuerda, por lo que hay que extremar la precaución.

Con descensor

 

Rapel en cascada, Tapijulapa, Tabasco,México.

Éstos son los sistemas más utilizados por su seguridad.

  • Rápel con ocho, recibe este nombre debido a la forma del mismo descensor, aunque el aparato es un clásico del mundo de la escalada, actualmente su uso se ha reducido ante la aparición de otros descensores más eficientes y seguros.
  • Rápel con descendedor de poleas, usado especialmente en la práctica de la espeleología o espeleísmo. El aparato consiste en 2 poleas donde la cuerda forma una “S” generando suficiente fricción para controlar nuestro descenso. Hay dos modelos básicamente; sin seguro y con seguro autoblocante, (Stop de Petzl)
  • Rápel con dispositivos tubulares, entre los más populares esta el ATC (controlador de tráfico aéreo), el reverso y otros cuyos nombres dependen del fabricante, tienen un factor de fricción mayor que el ocho, por lo que se necesita menor esfuerzo para controlar nuestro descenso. Otra ventaja frente al ocho es que no riza la cuerda.
  • Rápel con Rack, además llamado popularmente marimba, está formado por barras, y fueron diseñados para descender grandes verticales, rizan muy poco la cuerda y funcionan incluso con cuerdas embarradas.

Equipo

Para la práctica del rápel se requiere de un conjunto de artefactos. El equipo varia según el sistema de rápel que se utilice. Para los sistemas como el Dulfer bastará una cuerda o incluso algo similar a ello (para casos de emergencia), pero para los sistemas con descensor, que son más comunes y seguros, se requiere de equipo más completo.

El equipo colectivo es el que se utiliza para la instalación y puede ser usado por muchas personas. Consiste básicamente de:

  • Cuerda.
  • Cinta plana o cuerda para anclaje, en los casos en que la cuerda de ráppel pudiera sufrir sin estos elementos auxiliares.
  • mosquetones con seguro o dos sin seguro.

El equipo personal es el equipo que usa cada persona. Cómo mínimo se compone de:

  • Arnés de cintura (tipo escalada) o integral (tipo trabajos verticales).
  • Mosquetón con seguro (habitualmente de cierre automático con rosca de seguridad o cierre de bayoneta).
  • Cabo de seguridad o pata de anclaje (para preparar el ráppel en lugares expuestos).
  • Descensor.
  • Casco, en caso de riesgo de caída de piedras, de poder golpearse con la pared o para mayor seguridad.
  • Guantes.

 

Práctica del Rápel, en Alcalá la Real,Jaén, España.

Arneses

El arnés es el conjunto de cintas de nailon, poliéster, polipropileno o similar que, cosidas o unidas de diferentes formas, rodean la cintura o todo el tronco, sujetando a la persona durante la actividad, ofrecen seguridad y algo de comodidad, cuando éstas se acomodan al cuerpo. El arnés se utiliza durante los descensos, ascensos y aseguramientos, para distribuir el peso del cuerpo de la persona hacia las sogas que sostienen al escalador.

Los arneses se fabrican con fibras de poliamida o poliéster. Las fibras de las cintas que forman el arnés pueden envejecer de forma natural por contacto por el aire, o por acción de los rayos ultravioleta. La decoloración del arnés es a menudo, un indicador del nivel de degradación de las fibras.

El arnés, con el uso, sufre un desgaste mecánico que le hace perder resistencia. Los rozamientos repetidos cortan las fibras superficiales, reduciendo gradualmente la resistencia del conjunto. Los roces sobre las costuras son aún más peligrosos y pueden tener graves consecuencias.

El arnés debe ser revisado antes, durante y después de cada uso, inmediatamente después de que éste sufra alguna agresión, como soportar una carga súbita de importancia, roce por deslizamiento en rampas o similar.

El sistema

En el medio excursionista se le llama “sistema” al conjunto de objetos o artefactos interconectados que constituyen el sistema de rápel, ya sea el de la cuerda, el personal o todo junto, según se especifique.

  • Sistema de la cuerda, es la interconexión correcta del equipo de rápel con el fin de sujetar la cuerda a un lugar seguro (empieza en el anclaje y termina en la punta inferior de la cuerda).
  • Sistema personal, es el equipo personal correctamente puesto.
  • Sistema completo, es la unión del sistema de la cuerda, del sistema personal y de la persona que desciende.
  • Unirse al sistema, es la acción de interconexión entre la persona que cuenta con su equipo personal y la cuerda (el sistema de la cuerda).
  • Desconectarse del sistema, es la acción de desconexión entre la persona y la cuerda (el sistema de la cuerda).

Constituyentes generales mínimos

En ésta sección se describen los diferentes constituyentes de sistema de rápel.

  • Anclaje, todos los sistemas de rápel exigen un anclaje muy resistente en el cuál se soportará todo el sistema. Los anclajes pueden ser naturales (árbol, roca, estalagmita, puente de hielo, etc.) o artificiales (clavija, cadena, etc).
  • Sistema de anclaje, también conocido por anclaje, se refiere al sistema de unión entre el anclaje y la cuerda.
  • Cuerda, es una cuerda especial para rápel, debe tener un diámetro adecuado y contar con aprobación internacional UIAA o CE.
  • Arnés, es un calzón o soporte artificial para el cuerpo a base de cintas resistentes unidas a través de una costura especial.
  • Mosquetón con seguro, es un instrumento metálico en forma de lazo que se abre por una parte y que cuenta con seguro para evitar que se abra inesperadamente.
  • Descensor, puede ser ocho, marimba, stop, atc o algún otro.
  • Cabo de seguridad, es una cinta o coordino que se une al arnés por un extremo y que en el otro extremo lleva un mosquetón.
  • Persona, es lo más importante, pues de su criterio y comportamiento así como sus acciones depende todo lo demás.

Seguridad

La naturaleza vertical de la práctica del rápel la hace una actividad peligrosa si no se realiza adecuadamente. Contar con entusiasmo y el equipo no basta, se requieren conocimientos técnicos adecuados, por ello siempre que no se tengan debe realizarse bajo la supervisión de una persona cualificada para la actividad.

El sistema completo de rápel, que va desde el anclaje hasta el extremo inferior de la cuerda, pasando por la persona que realiza el rápel y su equipo personal constituyen una cadena, en la cuál, si un eslabón falla, toda la cadena fallará. Por ello, absolutamente todo dentro del sistema es de crucial importancia. De entre todo destaca la persona, que por su naturaleza es el punto crítico en la cadena de seguridad. Quién realiza un rápel debe ser una persona física y mentalmente apta para ello, de otra forma será necesaria una especial precaución.

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Enjoy this blog? Please spread the word :)

WhatsApp chat